L-J 9:30 a 14:00h y de 17:00 a 20:00h | V 9:30 a 14:30h
PRIMA-FONDO BALNC
TELÉFONO
957 492 607
646 589 351 (Lourdes Albuera)
649 147 814 (Francisca Márquez)
675 588 839 (Rafael Carreño)
EMAIL
info@fqlegal.es

¿SE PUEDEN APORTAR CONVERSACIONES MANTENIDAS A TRAVÉS DE LA APLICACIÓN WHATSAPP COMO PRUEBA EN JUICIO PENAL?

En la última década la aplicación WhatsApp se ha convertido en la aplicación de mensajería instantánea por excelencia, siendo usada por la práctica totalidad de usuarios con líneas móviles.

El punto de partida para considerar si la prueba aportada de conversaciones mantenidas a través de WhatsApp es prueba lícita, pasa por examinar si dichas conversaciones vulneran el derecho a la intimidad (art. 18.1 CE) y el derecho al secreto de las comunicaciones (art. 18.3 CE). Para evitar que dichos Derechos Fundamentales no resulten violados, resulta imprescindible que la persona que aporte estos mensajes sea parte en la conversación, por tanto, no son válidas las conversaciones mantenidas entre terceras personas. Resultan aplicables los pronunciamientos contenidos, entre otras, en la Sentencia del Tribunal Supremo 45/2014, de 7 de febrero, que indica lo siguiente: “Como conclusión, pues, debe afirmarse que no constituye contravención alguna del secreto de las comunicaciones la conducta del interlocutor en la conversación que graba ésta. […]

La jurisprudencia ha señalado que la grabación que un particular haga de sus propias conversaciones, telefónicas o de otra índole, no suponen el atentado al secreto de las comunicaciones ( STS 20-2-2006 STS 28-10-2009, nº 1051/2009 ). E igualmente ha precisado la STS 25-5-2004, nº 684/2004 que las cintas grabadas no infringen ningún derecho, en particular el art. 18-3 CE debiendo distinguir entre grabar una conversación de otros y grabar una conversación con otros. Pues no constituye violación de ningún secreto la grabación de un mensaje emitido por otro cuando uno de los comunicantes quiere que se perpetúe.

Además, -como recuerda la STS de 11-3-2003 nº 2190/2002 -, la STS de 1-3-96 , ya entendió que no ataca el derecho a la intimidad, ni al secreto a las comunicaciones, la grabación subrepticia de una conversación entre cuatro personas, realizada por una de ellas”.

Sentadas las bases de que solo sería válido y lícito aportar una conversación en la que se es parte, ¿cómo aportar los mensajes en un procedimiento judicial para que desplieguen todo su acervo probatorio?

En primer lugar, aportar simples pantallazos de WhatsApp no sería suficiente para que la prueba despliegue su acervo probatorio pleno, por lo que recomendamos siempre que los mensajes que se aporten sean testimoniados por el Letrado de la Administración de Justicia, aportando igualmente la transcripción literal de dichos mensajes y de los audios que formen parte de la conversación para que se proceda al cotejo por parte del Letrado de la Administración de Justicia. Esta diligencia consiste en exhibir ante el Letrado de la Administración de Justicia el terminal móvil donde consta dicha conversación, a fin de que el mismo advere que la conversación aportada coincide plenamente con la contenida en el terminal móvil.

El problema surge cuando la conversación aportada a la causa es impugnada por la contraparte, siendo que en estos casos, será necesaria la práctica de una pericial informática que acredite la veracidad de la conversación aportada y que la misma no ha sido manipulada.

La Sentencia del Tribunal Supremo 754/2015, de 27 de noviembre, ha afirmado que “tal pericia no será precisa cuando no exista duda al respecto mediante la valoración de otros elementos de la causa o la práctica de otros medios de prueba”.

Además, la sentencia sostiene que la duda al respecto del origen o contenido de los mensajes “no surge por el mero hecho de que el recurrente indique que pudieron haber sido objeto de manipulación o que existen serias dudas sobre la cadena de custodia de los mensajes, ya que se trata de argumentos puramente retóricos y no sustentados en un indicio mínimamente objetivo sobre que ello hubiera sucedido así».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio